Los diez eSports más seguidos durante el mes de junio

La consultora Newzoo publica periódicamente informes con los deportes electrónicos que más horas acumulan en la plataforma de streaming Twitch, principal canal de difusión de los contenidos de eSports. El informe distingue entre las horas totales consumidas en la plataforma de las que corresponde únicamente a eventos de deportes electrónicos, es decir, de competiciones del mismo.

10. Super Smash Bros. Melee – 700 000 horas

Super Smash Bro Melee es un juego de lucha de la compañía japonesa Nintendo que fue lanzado al mercado en noviembre de 2001, aunque tardaría casi medio año más en salir en Europa. Más de quince años después, sigue siendo el juego mayoritario de la saga a nivel competitivo a pesar de que han salido dos títulos más: Super Smash Bros. Brawl y Super Smash Bros. 4. Entre los motivos que han hecho a Melee sobrevivir a sus sucesores se encuentran su mayor profundidad y el mayor impacto de sus habilidades mecánicas.

El juego consiste en un enfrentamiento uno contra uno en el que los jugadores pueden elegir entre 26 personajes de las distintas franquicias de Nintendo: desde el archiconocido Mario hasta el siempre entrañable Pikachu. Cada uno de ellos cuenta con sus particulares técnicas de combate con las que tratan de expulsar a sus rivales del campo de batalla. Durante el mes de junio uno de los torneos más importantes fue el de la DreamHack Summer, en la que el sueco  Adam “Armada” Lindgren se llevó el primer puesto y el español Roberto “Overtriforce” Iglesias terminó en cuarta.

9. Smite – 800 000 horas

El MOBA (siglas de Multimassive Online Battle Arena) de Hi-Rez Studios da un enfoque totalmente distinto a un género que copa esta lista a través de hasta cuatro títulos distintos. Dejando de lado la vista cenital para ofrecer una experiencia más directa con su cámara en tercera persona, el juego ofrece la posibilidad de seleccionar entre una multitud de dioses distintos (todos basados en diversas mitologías de todo el mundo) para lograr vencer al rival en un combate cinco contra cinco.

Cada dios ocupa un rol distinto dentro de las composiciones de equipo y los profesionales necesitan combinar una adecuada planificación previa de la partida con una habilidad mecánica excelsa para poder llevarse el triunfo. El objetivo es claro: destruir la base enemiga. Para ello deben gestionar los distintos elementos que ofrece la partida, desde las oleadas de esbirros —que son la principal fuente para obtener el oro necesario para equiparse para la batalla— hasta los monstruos neutrales de los que pueden beneficiarse cualquier equipo. A pesar de que no hubo grandes torneos durante junio, Smite ha subido cuatro posiciones en el ranking de Newzoo.

8. StarCraft II – 1 700 000 horas

El gran clásico de los deportes electrónicos. Aunque su popularidad se encuentra en horas bajas —situación por la que Blizzard ha decidido remasterizar su primera parte—, sigue siendo uno de los juegos con más peso en el sector. Starcraft II es un juego de estrategia en tiempo real o RTS (siglas en inglés de real-time strategy) en el que cada jugador puede controlar una de las tres razas distintas (Terran, Protoss y Zerg) y debe obtener y gestionar unos recursos con los que fortalecer su ejército para terminar con su rival. Las partidas se juegan en el formato uno contra uno y, por el estilo tan particular de cada una, se suelen especializar en una sola raza.

La saga Starcraft ha sido tradicionalmente dominada por los jugadores de Corea del Sur, país en el que existían competiciones muy importantes hace ya quince años. Sin embargo, a partir del paso de Starcraft: Brood War a Starcraft II se vivió un largo declive que terminó con la supresión de la principal liga del país. Durante el mes de junio destacaron distintos torneos como la DreamHack Jönköpig, la Copa América o la fase final de la GSL League coreana.

7. Overwatch – 2 500 000 horas

Overwatch es la última apuesta de Blizzard, quien pretende que sea su gallina de los huevos de oro —al menos en los esports, donde se está hablando de cifras astronómicas en la futura Overwatch League (OWL)—. Lanzado hace solo un año, cuenta con número buenísimos en horas totales consumidas, clasificación en la que se encuentran en cuarta posición. Sin embargo, el 11% que suponen las horas correspondientes a los deportes electrónicos son un buen reflejo del freno que están suponiendo las aspiraciones de Blizzard —y sus limitaciones a los torneos organizados por terceros— con la OWL para su escena competitiva.

El juego consiste en un enfrentamiento entre dos equipos de dos jugadores cada uno en el que tienen que lograr distintos objetivos utilizando para ello a diversos héroes, cada uno de ellos con sus características propias. Capturar puntos neutrales o escoltar una carga hasta un punto concreto del mapa son algunos de los más habituales. La temporada cero de Contenders, con divisiones en Europa y Norteamérica, fue la principal competición de Overwatch durante el mes de junio.

6. Heroes of the Storm – 2 600 000 horas

El segundo juego de Blizzard que mejor posición ocupa en la lista. A pesar de que su popularidad nunca ha sido muy alta y se llegó a estancar durante un tiempo, el pasado mes de abril la compañía trató de darle un empujón con una especia de relanzamiento a través del cual atraer a nuevos jugadores con un buen número de recompensas tras cada partida y dando la posibilidad de obtener un pack de veinte héroes a aquellos que jugaron durante las primeras semanas tras este relanzamiento.

Su principal característica respecto a otros MOBAs que aparecen en esta lista es que elimina la necesidad de obtener oro para comprar objetos y prioriza la recompensa de las acciones en equipo sobre las grandes jugadas individuales. Además, los dos equipos de cinco personajes tienen la posibilidad de enfrentarse en un buen número de mapas distintos, cada uno con su propia jugabilidad y con objetivos muy distintos, lo que ayuda a que la fortaleza de los héroes sea más situacional. El torneo más importante de junio fue el Heroes of the Storm Global Championship Mid-Season Brawl, que enfrentó a los mejores equipos del mundo en la la DreamHack de Jönköpig.

5. Rocket League – 3 200 000 horas

Se trata del gran triunfador del mes tras ascender siete posiciones respecto al período anterior. Lanzado en julio de 2015, Rocket League combina fútbol y coches teledirigidos en una apuesta tremendamente atractiva para el espectador menos familiarizado con el sector. El juego de Psyonix ofrece la posibilidad de jugarlo tanto en PC como en las principales videoconsolas del mercado.

La premisa es sencilla: meter más goles que el rival. Para ello, cada equipo cuenta con tres jugadores cada uno de los cuales se encuentra a los mandos de un coche teledirigido. Aunque sobre el papel pueda parecer sencillo, la capacidad de realizar piruetas y mantenerse por el aire resulta clave para poder controlar el enorme balón con el que se juega y anotar en la portería rival. Los partidos son muy breves y el campo de juego tiene paredes por las que pueden subir los pequeños coches teledirigidos. Las finales de la Rocket League Championship Series y la DreamHack Summer de Jönköpig fueron los principales eventos de junio.

4. Hearthstone – 7 100 000 horas

A partir de este momento llegamos a la zona noble de la tabla y las cifras se multiplican. Hearthstone es, actualmente, el juego más exitoso de Blizzard desde la perspectiva de los deportes electrónicos. El juego, catalogado como juego de cartas coleccionables, salió oficialmente en marzo de 2014 y pronto se convirtió en un éxito absoluto, aprovechando el tirón de utilizar personajes y elementos de Warcraft, una de las sagas de videojuegos más populares, en cada una de sus cartas.

Las partidas son de uno contra uno y cada jugador puede elegir entre nueve héroes diferentes, cada uno con sus propias cartas exclusivas y un poder de héroe distinto. Así, cada jugador debe construir un mazo de treinta cartas y jugarlas para terminar con los puntos de vida del rival antes de que los propios lleguen a cero. Conocer bien los posibles enfrentamientos y gestionar correctamente las cartas que se tienen en mando en cada momento es vital, junto al factor suerte intrínseco a cualquier juego de cartas, para llevarse la victoria. La DreamHack Summer, de nuevo, y la SL i-Series StarLeague fueron las principales competiciones de junio.

3. Counter-Strike: Global Offensive – 10 200 000 horas

El rey de los juegos de disparos se mantiene un nuevo mes en la tercera posición. El juego de Valve fue uno de los pioneros en los deportes electrónicos, con competiciones desde hace casi dos décadas. Lanzada su primera entrega en los últimos estertores del siglo XX, los distintos títulos de la saga han tenido un peso importantísimo en los deportes electrónicos desde 2001. Global Offensive, su última entrega, cuenta con una fiel legión de seguidores y torneos de todo tipo a lo largo de todo el mundo, particularmente en occidente.

Dos equipos de cinco jugadores cada uno deben adoptar los roles de terroristas y contra-terroristas para imponerse al otro equipo a lo largo de treinta rondas. Tras las quince primeras se cambian los roles y el primero que logre 16 victorias gana la partida. Hay un factor de gestión de economía para que los equipos decidan qué armas les conviene comprar en cada momento. La ECS y la DreamHack Summer fueron los principales torneos de junio.

2. Dota 2 – 23 500 000 horas

Dota 2 es un juego de Valve que salió al mercado oficialmente en 2013, aunque durante los dos años previos estuvo en fase beta. Muy popular en los países del este de Europa, en Norteamérica y en China, es especialmente conocido por otorgar los mayores botes de premios de toda la escena de los deportes electrónicos, siendo The International, su campeonato mundial, el torneo que ostenta el récord del premio más alto y que batirá todos los registros este próximo año.

Se trata de un MOBA en el que dos equipos de cinco jugadores buscan destruir la base del rival. La premisa es muy similar a la de otros MOBAs como el League of Legends, siendo ambos herederos del mapa personalizado de Warcraft III Defense of the Ancients. Así pues, hay un buen número de personajes elegibles por los jugadores con sus propias características únicas y combinarlas adecuadamente es clave para lograr la victoria. Epicenter, DOTA Summit y Galaxy Battles fueron los mayores eventos en junio.

1. League of Legends – 26 100 000 horas

League of Legends es, hoy por hoy, el rey de los deportes electrónicos. Fue lanzado al mercado en 2009, aunque las continuas actualizaciones del juego —cada quince días hay actualizaciones menores que afectan al balance de campeones, aunque en ocasiones hacen grandes cambios visuales y de jugabilidad— hacen que poco tenga que ver el juego en 2017 con lo que era hace ocho años. Se juegan ligas regulares bastante asentadas en prácticamente todas las regiones del mundo y es un filón para patrocinadores e inversores.

El objetivo es exactamente el mismo que en Dota 2, Heroes of the Storm o Smite: acaban con la base enemiga. Con más de 130 campeones distintos las posibilidades son infinitas, lo que, unido a las distintas construcciones de objetos que tienen disponibles los jugadores —para las que necesitarán el oro que otorgan los esbirros o los monstruos neutrales—, hacen que cada partida sea única. En junio arrancaron las temporadas estivales de todas las ligas regionales y en España se disputaron las finales de la Superliga Orange, la principal liga del MOBA celebrada en España que organiza la Liga de Videojuegos Profesional

 

Dejanos tu comentario

 

1 Comentario

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*